El día después

Lalo Puccio
Por Lalo Puccio febrero 19, 2015 11:01

la-muerte-del-fiscal-alberto-nisman-1996573h430Ya ha habido tantos días después, tantos días bisagras en la historia Argentina de estos años, que vamos perdiendo la cuenta

La muerte de Axel Blumberg, lanzó al estrellato mediático a su padre, el falso ingeniero Juan Carlos Blumberg, que pedía mano dura y tolerancia cero con el delito, y las leyes sancionadas durante su cruzada, que al final no sirvieron para nada. Pero allí anduvo una multitud apoyándolo y creyendo que el tipo fijaba una bisagra en la historia, que había un antes y un después de ese crimen.

Con la 125, todos fuimos el campo, todos participaron de los piquetes en las calles y en las rutas, y los señores que se resistieron a que les cobren un poco más de impuestos y que trataron  -como tantas otras veces-  de tumbar un gobierno constitucional, siguen siendo millonarios, con las mismas hectáreas de campo, las mismas ganancias suculentas y los perejiles que los acompañaron porque todos eran el campo, siguen siendo igual de perejiles.

Antes, cuando con piquete y cacerola la lucha era una sola, una multitud prometió no volver a confiar en los bancos y mucho menos en los políticos y economistas que le habían garantizado que con ellos 1 peso valdría 1 dólar, y sin embargo ahí andan muy sueltos de conciencia los Domingo Cavallo y los Roberto Lavagna, no sólo dando cátedra de cómo manejar la economía, sino que en el caso de Lavagna, nuevamente proponiéndose candidato a algo en las filas de Sergio Massa.

Las bisagras de la historia son una debilidad de los argentinos, que se aferran a situaciones casi religiosas. No las comprenden, pero además no quieren hacerlo, pero se aferran a esas creencias que alguien superior les propone. Como cuando los antiguos no sabían de dónde venía ese ruido atronador que surgía del cielo en los días de tormenta y alguien más pícaro que las multitudes les dijo que era el Dios del Trueno; terminaron creyendo que realmente había un Dios del Trueno, del mismo modo en que otros creyeron que Moises abrió las aguas del Mar Rojo, para que los israelitas pudiesen huir del ejército egipcio.

Ayer, mucha gente marchó en varias ciudades del país, detrás de la memoria de Nisman. Todos fueron Nisman. Muchos creen que el responsable de su muerte es el Gobierno y muchos creen que fue el gobierno o más precisamente Kretina, quien lo mandó a matar.

Los medios, sobre todos los que organizaron e impulsaron esa movida, hablan, como tantas otras veces, que esa marcha de ayer marcará una bisagra en la historia del país. Y así lo difunden y lo repiten, machacando la credibilidad.

Ni bisagra, ni antes y después. Porque la historia no tiene bisagras. Lo que sí debería tener bisagra en la comprensión y en el análisis, es “la gente”. Los que ayer marcharon. Cuántos de los marchantes, estarían dispuestos a aceptar, si se lo explicasen, que por ejemplo Nisman se suicidó? Pocos muy pocos. ¿Cuántos estarían dispuestos a razonar que el gobierno es el menos interesado en esa muerte? ¿Cuántos estarían dispuestos a razonar que es demasiado evidente que Nisman actuaba en favor de intereses ocultos y que su denuncia es una aberración jurídica, que no hay delito posible de la Presidenta?

Muy pocos dispuestos a razonar, a escuchar, a mirar más allá del árbol… hay muy pocos dispuestos a repensar, que el Dios del Trueno, NO existe. Muy pocos son capaces de aceptar que el trueno es producido por la onda de choque de la temperatura que produce un rayo… es mucho más fácil creer que hay un Dios del Trueno. Para esos creyentes, jamás habrá ni un día después,  o una bisagra. Para ellos, la historia siempre será la misma. La misma que se los lleva puesto

Hoy es igual que ayer, Nisman sigue muerto y todavía no sabemos si se mató o lo mataron. Hoy es igual que ayer, la justicia argentina es la misma, con los mismos personajes, que harán creer a muchos, que la historia del país, tiene bisagras, cuando en realidad, las bisagras son como el Dios del Trueno: NO EXISTEN.

Lalo Puccio
Por Lalo Puccio febrero 19, 2015 11:01