ENGAÑAR TODO EL TIEMPO

frases-de-enganarEl jefe de gabinete Marcos Peña, una de las principales espadas políticas del presidente Macri, afirmó que “está garantizado que este año bajará la inflación”.

Casi al mismo tiempo, la industria láctea Sancor, difundió que bajó el sueldo de todos sus empleados en un 15%, situación que fue aceptada por los trabajadores.

También en simultáneo, la legendaria empresa Alpargatas, dio la noticia que suspende al 80% de los 1.360 operarios que tiene en su planta de Tucumán; y si la situación sigue en las mismas condiciones, se avecina un cierre total.

El ingreso de productos importados de imposible competencia en algunos casos; la desidia empresarial en otros; y las políticas gubernamentales  -como el alza al 38% en las tasas de interés del Banco Central- en los demás, son las causales de los cierres y suspensiones que operan en el mercado laboral argentino.

Las promesas del gobierno de mejoras en la situación económica, sólo cierra en la lectura parcializada de los números, y en algunas cuentas. Puede resultar cierto que la inflación bajará este año, aunque no a los niveles esperados. De todos modos, bajar la inflación a costa de recesión o ausencia de consumo en el mercado interno, tiene una lectura final: hambre para las mayorías más postergadas.

A todo esto hay que agregar el crecimiento innegable de la pobreza, anticipado por estudios insospechados de parcialidad maliciosa, como el de la Universidad Católica, que advirtió una incorporación de 1,5 millones de nuevos pobres en la escala social, y un crecimiento similar de indigentes.

Pareciera ser que el gobierno quiere quebrar esa frase de John Kennedy, cuando afirmó que “no se puede engañar a todos, todo el tiempo”.