La ONU monta una nueva farsa

643591Casi como una gran obra de teatro  -a la que sin dudas hay que asistir-, donde el público es el resto del planeta, la 70° Asamblea de la ONU montó una vez más un escenario en el que la delegación Argentina, encabezada por la presidenta Cristina Fernández, saludó con beneplácito lo que para el país es el eje central de este encuentro,  que consistió en el marco regulatorio para la reestructuración de deudas externas de las naciones que integran el organismo internacional. Lo que nadie podrá asegurar será el real cumplimiento de esta resolución que como todos saben, las seis naciones más poderosas del mundo no firmaron y no adhieren, ergo: ¿será letra muerta?

Más allá de las disquisiciones de costumbre, la ONU hace ya demasiados años, que ha dejado de ser gravitante en su funcionamiento, salvo que Estados Unidos y sus aliados de la OTAN y del Medio Oriente posen sus garras imperiales sobre algún interés político o económico en alguno de los confines del mundo.

Obama pidiendo el levantamiento del embargo contra Cuba, parece un chiste macabro, habida cuenta que es su propio país que ha sometido a la isla revolucionaria de Fidel a uno de los más oprobiosos comportamientos humanos de una nación sobre otra, a fuerza de su poderío militar y supremacía económica.

El cruce del premier ruso, Vladimir Putin, con el líder norteamericano Barack Obama, por la solución del conflicto en Siria, pareció otro pasaje risueño de la obra montada en la ONU. Obama señaló que su país insiste en que el jefe del gobierno sirio, Bashar al Assad es el principal obstáculo para la solución a una guerra que lleva ya cuatro años y ha costado al menos 300 mil muertos civiles.

Raúl Castro, que habló por primera vez en una reunión de la ONU, reclamó la democratización del organismo.  Fue el cubano quien puso blanco sobre negro en esta farsa en la que todos fingen resolver cuestiones que se mantienen desde hace 7 décadas y allí están, tan activas como el primer día, y que no es otra cosa que las desigualdades que genera el capitalismo, amparadas e impulsadas por los miembros más poderosos del Organismo creado en 1945 para resolverlos, como son la guerra y el hambre:  “795 millones de personas sufren hambre, 781 millones de adultos son analfabetos y 17.000 niños mueren cada día de enfermedades curables, mientras que los gastos militares anuales en todo el mundo ascienden a más de 1,7 millones de millones de dólares”, dijo Castro. Será muy difícil refutar semejante realidad.