PALAZZO, UN RARA AVIS

Lalo Puccio
Por Lalo Puccio agosto 29, 2017 09:22

Lucido, sereno y profundo, así luce el secretario general de los bancarios, Sergio Palazzo, un hombre que merece una observación especial en el universo sindical, sobre todo proviniendo de las filas del radicalismo, que lo convierte en un rara avis entre sus pares, donde ninguno se atreve a menoscabarlo, fundamentalmente porque no es fácil tener con qué.

De paso por la seccional donde “se siente más cómodo”, Rosario, para inaugurar una muestra que rescata la memoria de los bancarios y del país, dejó plasmada la idea que acuña respecto de algunos de sus pares cuando criticó la situación de aprobar en un Confederal de la CGT la movilización del 22 de agosto y luego “esquivarle el culo a la jeringa, porque en las elecciones el oficialismo macrista había sacado muchos votos”. Es decir, como no perdieron por goleada, entonces mejor no los enfrentemos.

Palazzo dejó bien en claro que este modelo de gobierno, no acompaña a los trabajadores, que en los 12 años del gobierno anterior lo habían transitado sin temores de despidos y tampoco de pérdida de poder adquisitivo, dos variables que se derrumbaron ahora y que prometen no detener su caída.: _MG_8866_1

Las críticas de Palazzo, cuidadosas por cierto, en torno a los referentes cegetistas, culminan con una reflexión casi inexorable: “de una manera u otra, la CGT no tiene un destino de unidad absoluta, porque en el sindicalismo convivimos diversas ideologías. Serán los trabajadores los que, como siempre, marquen el rumbo de la historia y no los dirigentes. Nosotros estamos donde quieren nuestros afiliados.”

Los dichos y el pensamiento de Palazzo adquieren valía, ya que se trata de un hombre que no aparenta apetito de encabezar la central obrera. Que el conjunto del Movimiento Obrero tolere a un NO peronista, radical, vaya y pase, pero de ahí a que lo coloquen al frente de la CGT es demasiada mella en el orgullo de la vieja dirigencia peronista.

Palazzo está donde está, al frente de un gremio estratégico  -sobre todo en estos tiempos-, y lo sabe perfectamente. Para pretensiones superiores, le sobran valores, pero también prudencia.

Lalo Puccio
Por Lalo Puccio agosto 29, 2017 09:22